UNIDOS en el Sur de California: Ingeniero de UC Riverside lanza campaña atmosférica ‘fAIR4all’

anaso@pe.com

RIVERSIDE – Al joven español se le iluminan sus ojos color castaño, al explicar la campaña de aire limpio como derecho humano – fAIR4all (AIRE JUSTO para todos) – que lanzó recientemente ante las Naciones Unidas.

Pedro Piqueras, de 24 años, es un estudiante posgraduado e investigador que quiere alcanzar mucho más allá de las cuatro paredes de su laboratorio en el Centro de Investigación Medioambiental y Tecnológico (CE-CERT) de la Universidad de California, Riverside (UCR).

“Aquí por mucho que la gente investiga la contaminación de aire, al fin de cuentas, no se hace nada”, asegura.

A mediados de agosto él fue uno de los cinco universitarios escogidos para ir a presentar su campaña global delante de estudiantes y politicos de 50 países en una conferencia en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

“La idea era de presentar la idea y pedir que se unieran a la campaña…hubo muchísimo interés”, reconoce.

Cuando descubrió que el aire era el uno de los factores medioambiental que causaban más muertes en el mundo—siete millones de defunciones prematuras en 2012—se sintió inspirado a impulsar fAIR4all.

El propósito de la campaña es el de animar a que las personas tomen tres pasos: (1) investigar la contaminación del aire en sus países y comunidades; (2) informar a otros sobre los riesgos de salud relacionados al aire; y (3) tomar acción política y social para establecer mejores reglamentos de aire limpio y monitoreo de la calidad de aire.

Curiosamente al hablar de los detalles de la campaña se queda pensativo a veces tratando de pensar en cuales serían términos equivalentes en su idioma nativo, ya que esta es su primera entrevista en el español.

De su pueblo natal, Castellar – en la provincia Jaén de la comunidad autónoma de Andalucía, al sur de España – Piqueras afirma que “es pequeñísimo y de lo más puro español”.

A los 16 años de edad, se vino al norte de California como estudiante de intercambio para aprender el inglés. Tras graduarse de la escuela preparatoria, continuó con su carrera de ingeniería civil en California Baptist University en Riverside, antes de ingresar en el programa de doctorado en ingeniería química medioambiental en la UCR.

“Mi idea es la de crear conciencia y difundir el conocimiento para que llegue a los oídos de los políticos”, indica. “Nosotros científicos trabajamos mucho y si los políticos no están al tanto de lo que estamos haciendo, es una gran pérdida. No quiero que eso pase, particularmente cuando se trata de la calidad del aire porque eso nos afecta a todos, de una manera u otra”.

De acuerdo a los datos y cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación del aire representa uno de los mayores riesgos sanitarios al nivel mundial, comparable a los del tabaco, y superado únicamente por los que se relacionan a la hipertensión y a la nutrición.

“Los riesgos debidos a la contaminación atmosférica son superiores a lo que previamente se pensaba o entendía, en especial para las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares”, observa dra. María Neira, directora del Departamento de la OMS de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud. “En la actualidad hay pocos riesgos que afecten tanto a la salud en el mundo como a la contaminación atmosférica; las pruebas apuntan a la necesidad de medidas concertadas para limpiar el aire que todos respiramos”.

Para los países que están en desarrollo, como en África subsahariana y en Asia, el problema está en el humo del interior de los hogares, debido a la manera en que las personas cocinan y calientan utilizando materiales combustibles como el carbón y la leña.

“Es malísimo cuando cocinan dentro de un lugar cerrado y respiran esas partículas que se quedan en el pulmón”, señala Piqueras, quien ha ido con los Ingenieros Sin Fronteras a los países en desarrollo y ha mirado en carne propia la necesidad que existe en el mundo. “Son unos 4,000 muertos al dia, pero nadie hace nada”, añade.

Y en cuanto al aire exterior, los países más contaminados son la China y la India. De los Estados Unidos, dice que la polución del aire “ha mejorado bastante en comparación a como estaba antes”.

Pero aun así, Riverside sigue siendo la ciudad más contaminada del país; ya que un proceso químico ocurre conforme la contaminación producida por el puerto de Long Beach y por todo el tránsito de los vehículos que se empuja hacia el interior, quedándose estancada y sin poder salir, añade.

Él mismo consulta la página web (airnow.gov) para ver si las condiciones atmosféricas permiten salir a correr afuera. Mirando a su móvil, añade: “si está rojo, de plano, no salgo de casa; si está anaranjado, me lo pienso; pero si está amarillo, no hay problema”.

Para Piqueras, fAIR4all es un movimiento político y social en la que cualquier persona puede participar a través de Facebook , Twitter o en su sitio web www.fairaircoalition.org.

“Cuanta más gente se una, mejor”, reitera Piqueras. “Cada uno puede hacer algo de su parte porque el aire nos afecta a todos”.

Screen Shot 2015-09-21 at 3.44.15 PM

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *